Evangelista predica en el restaurante y el camarero es sanado: “Le damos el amor de Dios”

El Evangelista Todd White tenía un almuerzo en un restaurante en Holanda y empleados fueron impactados con oración y la predicación del Evangelio.

En un almuerzo en un restaurante en el barrio rojo de Amsterdam, Países Bajos, el evangelistaTodd White y Pastor Ben Fitzgerald impactaron a empleados con oración y la predicación del Evangelio.

“Estábamos en un restaurante sentados, listos para comer y compartir el Evangelio. La mesera volvió a nacer”, informó Todd White en un vídeo grabado por un amigo.

El evangelista también dijo que otro mesero recibió oración y fue sano de una enfermedad en la espalda. “Los discos se curaron, su pierna creció y su nervio también se curó “, dijo el evangelista.

White, quien conduce el Ministerio de Vida y dirige la Europa del Despertar, se aprovechó de la atmósfera de los cocineros del restaurante para orar y bendecirlos con un valor en efectivo.

“En realidad era bastante difícil darle dinero a ellos,” dijo Fitzgerald. “Sí, son receptores duros. Creo que son las personas más difíciles de recibir dinero “, agregó White.

El evangelista dijo que trató de ofrecer 50 euros a uno de los cocineros y se sintió ofendido por eso. “Entonces finalmente se calmó y nos dijo: ‘Vamos a dividir este dinero’ Le dije: ‘No, son 50 euros por ti, 50 para él y 50 para ella”, cuenta White.

Con mucha resistencia, el par de evangelistas logró finalmente darle el dinero a los funcionarios y aprovecharon la oportunidad para hablar sobre el amor de Jesús, pero aún no estaban receptivos.

“Entonces les hablé de mi testimonio. Les dije que robé por 22 años, pero Jesús me cambió para bendecir a la gente. Y ahora yo no robo, Doy – y eso es lo que hacemos como cristianos. Le damos el amor de Dios, las finanzas, la gracia, la bondad y la misericordia”, dijo White.

Evangelismo en el bar

En el mismo barrio, que es famoso por ser una zona de prostitución legalizada, el par de evangelistas entró en un bar, pero fueron bloqueados por el propietario. “Le pregunté, ‘¿Por qué?’ El dijo, ‘Hay algo en ti. No se le permite entrar aquí “, recuerda White.

Incluso nos prohibió que empezaramos a hablar a la gente acerca del amor de Dios a través de la ventana.

En una breve conversación, “nos preguntamos si era musulmán, y él dijo. ‘Nací musulmán, estoy más con musulmanes. Le pregunté qué había pasado y me dijo: ‘Es que no creo. Fue increíble, hablamos de Jesús y oramos por él. Fue un tiempo increíble “.

Todd opera como evangelista internacional asistiendo y alientando a los cristianos a tener un estilo de vida cristiano.

FUENTE: GUIAME