streaming-12-2017-top
streaming-12-2017-top

Emotiva celebración pro-Israel en Guatemala reunió al presidente Morales con judíos y cristianos en un solo abrazo

Se suponía que sería un viaje modesto de fin de semana por parte de dos congregaciones judías del sur de la Florida que querían ir a Guatemala para agradecer al país por reconocer a Jerusalem como la capital de Israel.

Pero debido a la participación de una organización bien conectada que promueve al Estado Judío en el mundo hispanohablante, la “misión de gratitud” a la nación centroamericana se convirtió en un festival Israelover judío-cristiano, al que asistieron los altos mandos guatemaltecos, incluido el presidente Jimmy Morales.

Durante el fin de semana, a unos 35 miembros del Templo Conservador Beth El en West Palm Beach y la Sinagoga Ortodoxa de Palm Beach se les unieron 30 cristianos evangélicos, una ex congresista estadounidense, altos funcionarios de la comunidad judía, diplomáticos israelíes y estadounidenses y dignatarios guatemaltecos para celebrar la amistad de larga data del país con Israel.

El 24 de diciembre, Morales anunció su intención de reubicar la embajada de Guatemala en Jerusalem, convirtiendo a su país en el primero en seguir a los Estados Unidos, que el 6 de diciembre reconoció a la ciudad como la capital de Israel.

“Estoy muy agradecido con la gente que vive en este país. Sé que no es algo fácil”, dijo Margot Cohen, una sobreviviente del Holocausto de 93 años que hizo el viaje, aludiendo a la reacción contra la decisión de Guatemala de reconocer a Jerusalem.

“He vivido lo suficiente como para saber lo que es estar en el otro lado de la vida”, dijo a The Times of Israel en una entrevista telefónica el domingo desde Ciudad de Guatemala, momentos antes de volar de regreso a Florida.

Ella agregó: “Realmente no hubo un momento desde que bajé del avión que no fuese absolutamente hermoso. Esta fue una de las experiencias más maravillosas de mi vida”.

Fue “un momento de la historia único en la vida”, dijo efusivamente Peter Bendetson, quien organizó el viaje.

“La intensidad del apoyo a Israel y al traslado de la embajada tanto de los miembros cristianos de nuestra delegación como del presidente y ministro de Asuntos Exteriores de Guatemala ha sido tan increíble que desafía lo creíble”, dijo.

Guatemala ha tenido vínculos muy amistosos con Israel desde antes de que se fundara el Estado.

En 1947, el embajador de Guatemala ante la ONU, Dr. Jorge García Granados, jugó un papel crucial para convencer a los países latinoamericanos de votar a favor de la Resolución 181 de la Asamblea General, que pedía la partición del Mandato Británico de Palestina en un Estado judío y un Estado árabe.

Guatemala fue uno de los primeros países en reconocer al naciente Estado de Israel en 1948, y la amistad se ha mantenido fuerte desde entonces.

Al llegar a la ciudad de Guatemala el jueves por la tarde, a los miembros de la sinagoga se les unieron Malcolm Hoenlein, vicepresidente de la Conferencia de Presidentes de las principales organizaciones estadounidenses, y unos 30 miembros de grupos pro israelíes cristianos de los EE.UU., Colombia, Costa Rica, Perú, Argentina y República Dominicana.

Más tarde ese día, todos se reunieron en el Palacio Nacional de la Cultura para una cena a la que asistió el presidente Morales, un devoto evangélico, junto con el vicepresidente Jafeth Cabrera, la ministra de Relaciones Exteriores Sandra Jovel, el embajador guatemalteco en Washington Manuel Espina, el embajador israelí en Guatemala Matanya Cohen, miembros de la pequeña comunidad judía de Guatemala y asociaciones cristianas locales.

“Voy a los servicios de Shabat en Houston y cada vez que estoy en Israel. Pero venir a un país de habla hispana, sentarme allí y cantar ‘Leja Dodi’ y todas las demás oraciones fueron verdaderamente maravillosas”, dijo Becky Keenan, quien encabeza una organización cristiana llamada “Uno con Israel”.

“Fue un símbolo de lo que está sucediendo en América Latina”, agregó Keenan, un pastor de la Iglesia Gulf Meadows en Houston, Texas. “Judíos y cristianos trabajan codo a codo, como deberíamos, porque, en lo que a mi respecta, es lo obviamente correcto, como estadounidense, como mujer, como cristiana, como sionista. Incluso si fueras un ateo, fíjate, debes saber que es correcto apoyar a Israel”.

El sábado por la noche, el grupo participó en un evento en honor a Israel al que asistieron cientos de cristianos evangélicos guatemaltecos.

“Estos cristianos estaban cantando y orando en hebreo. Todo era sobre Israel y el pueblo elegido; fue fascinante”, dijo Ilan Kottler, presidente de Temple Beth El.

Un evento que celebra a Israel en la ciudad de Guatemala, el 27 de enero de 2018 (Ilan Kottler)

“Deseo que a los israelíes les gustara Israel tanto como a estos cristianos. Muestra que no estamos solos en el mundo”, agregó Kottler, quien creció en Tel Aviv pero ha vivido en West Palm Beach desde 1995.

La idea detrás del viaje nació cuando dos congregaciones del sur de Florida pensaron en una forma de agradecer a Guatemala por su movimiento diplomático.

“Junto con todo el mundo judío, nos llenó de alegría cuando EE.UU. decidió trasladar su embajada a Yerushalayim”, dijo el rabino Moshe Scheiner, líder espiritual de la sinagoga de Palm Beach, a The Times of Israel a principios de este mes, utilizando el nombre hebreo de la ciudad.

Después de que Guatemala se convirtió en el primer país en hacer lo mismo, la congregación invitó a Leslye Samanta Illescas, vicecónsul del país en Lake Worth, Florida, a asistir a los servicios de Shabat.

El cónsul general de Israel en Nueva York, Dani Dayan, también pasó ese fin de semana en la sinagoga de Palm Beach. En un discurso pronunciado allí, recordó que su difunto padre, Moshe Dayan, fue el embajador de Israel en Guatemala a principios de la década de 1980 y había intentado con todas sus fuerzas conseguir que el gobierno trasladara su embajada a Jerusalem.

“Fue una experiencia conmovedora y nos inspiró a embarcarnos como comunidad para agradecer personalmente al pueblo de Guatemala por su amistad y valentía”, dijo Scheiner. “La gratitud es el principio más fundamental del judaísmo y esta es una maravillosa oportunidad para practicarlo”.

Luego, los organizadores del viaje contactaron a Gloria Garcés, quien trabaja para Fuente Latina, una organización sin fines de lucro que intenta conectar a Israel con el mundo de habla hispana. Garcés, cuya familia evangélica en Guatemala ha intentado durante años hacer que el gobierno reconozca a Jerusalem como la capital de Israel, ayudó a organizar las reuniones VIP e invitó a otros activistas cristianos a unirse.

“Nos sentimos como estrellas de rock. La gente quería tomarse fotos con nosotros, tocarnos y darnos abrazos”, dijo Kottler a The Times of Israel. “He estado en muchos lugares del mundo: Colombia, Cuba, Marruecos, Rusia, he estado en Europa, pero nunca he visto tanto amor por los judíos”.

Fuente: Artículo original de © israelnoticias.com | Autorizado para su difusión incluyendo este mensaje y la dirección: https://israelnoticias.com/jerusalem/lideres-de-guatemala-se-unen-en-celebracion-con-judios-y-cristianos