Creyentes realizan “Caminata de Oración” por Venezuela

En medio de la situación política-social que atraviesa Venezuela, la Iglesia asistió a la segunda convocatoria de la Caminata de Oración en Caracas. Cristianos de diferentes denominaciones se concentraron a levantar un clamor de intercesión por el país suramericano. La concentración estuvo acompañada por música, danzas, banderas, gritos de júbilo y esperanza en un solo de Dios.

Este año, la concentración llevó como insignia y declaración “Yo Oro por mi Ciudad”, donde cada uno de los asistentes tomó la responsabilidad de orar por la transformación de las esferas de influencia en la nación, como lo son: familia, artes, Iglesia, educación, comunicación, Gobierno y economía.

Para el pastor Carlos Vielma, coordinador de la caminata, la Iglesia juega un rol importante en medio de la situación que vive Venezuela.

“La situación en Venezuela es compleja pero interesante, porque va a permitir que la intervención de Dios pueda manifestarse a través de los hijos de Dios. Estamos orando por estas esferas para que los justos puedan gobernar”, indica Vielma.

La concentración de este año se desarrolló simultáneo a las marchas de los dos bandos políticos, el apóstol Ignacio Yllaramendi relata parte de lo vivido.
“Todos los cristianos lanzamos un mensaje al país, tanto al oficialismo como a la oposición, ¡Jesús es el señor de Venezuela!”, dice Yllaramendi.

Miembros de los principales cuerpos de seguridad del país, también se unieron a la concentración.

“Aquí estamos dando dentro de los cuerpos de policía dando testimonio de qué hay un Cristo vivo y que nosotros hombres de autoridad, con un corazón agradable podemos hacer todas nuestras actuaciones apegadas a la norma de la tierra pero también al reino de los cielos. Hemos entendido que los cambios transcendentales para nuestro país, van a venir a través de Jesucristo”, comenta el pastor Hugo López, del Ministerio Cristopol.

Al finalizar la jornada, un grupo de pastores elevó un clamor a Dios por el futuro de Venezuela.

“La Iglesia de Jesucristo nos levantamos, los ministros del Señor estamos aquí para decirle a esta nación y al mundo: Jesucristo es la respuesta, Jesucristo es la esperanza y seguro estamos que esta nación será cambiada y transformada por el poder de Dios”, concluye el pastor Jaime Pérez.

Fuente: CBN