Construirán un cable de fibra óptica submarino para conectar a la Argentina con Brasil y Estados Unidos

La empresa Seaborn Networks y el Grupo Werthein hicieron un acuerdo para construir un cable de fibra óptica submarino (ARBR) que conectará Argentina y Brasil.
El cable, que tendrá cuatro pares de fibra óptica y una capacidad de 48 terabytes por segundo, proveerá conexión a través de Seabras-1 (otro cable óptico que une Nueva York con San Pablo), entre Argentina y Estados Unidos.
Seabras-1 comenzará a funcionar en junio y el sistema ARBR, recién estará operativo después de mediados del año próximo. El costo total de los dos proyectos es de USD 575 millones (tan sólo ARBR cuesta USD 70 millones).
“Este proyecto responde a la necesidad del mercado argentino de tener mayor capacidad para operar internacionalmente con un sistema de última generación, así como para ofrecer también el primer modelo de operador independiente para una ruta de cable submarino que es fundamental”, dijo Larry Schwartz, CEO de Seaborn Networks y Seabras Group.
El 98% de las comunicaciones internacionales desde el país se producen por medio de cables submarinos que tienen una vida útil de 22 años.“Es el resultado de las nuevas reglas del juego que promovemos que, al proporcionar seguridad legal y previsibilidad, generan las condiciones necesarias para que las compañías inviertan en nuevos proyectos, a gran escala, en el país”, subrayó el ministro de Comunicaciones Oscar Aguad.
Por su parte, Darío Werthein del Grupo Werthein contó que pasaron 16 años desde la última vez que se construyó un cable submarino entre Argentina con Brasil. “Teniendo en cuenta que se trata de la principal vía para la comunicación de voz y datos, esta nueva ruta era una deuda pendiente”, destacó.